Carmen Amaya

Todo sobre Flamenco Todo sobre el Flamenco, biografias, tutoriales, historia, eventos...

  bustylesbians.1blogs.es

Bailaora

Nombre: Carmen Amaya Amaya

Nacimiento: 1913 Barcelona

Fallecimiento: 1963

"Ella era de la raza de los insumisos, de esos que se apartan de los caminos y las reglas ordinarias, demostrándonos solamente que hay un tormento al danzar como hay un tormento de existir, una rabia de vivir. Danza tatuada de fuego, cuya sed no podía saciarse sino con la muerte". Patrick Bensard, director y fundador de la Cinemateca de la Danza en la Cinemateca Francesa.

"Ella era de la raza de los insumisos, de esos que se apartan de los caminos y las reglas ordinarias, demostrándonos solamente que hay un tormento al danzar como hay un tormento de existir, una rabia de vivir. Danza tatuada de fuego, cuya sed no podía saciarse sino con la muerte". Patrick Bensard, director y fundador de la Cinemateca de la Danza en la Cinemateca Francesa.

Bailaora Nombre: Carmen Amaya Amaya Nacimiento: 1913 Barcelona Fallecimiento: 1963

"Ella era de la raza de los insumisos, de esos que se apartan de los caminos y las reglas ordinarias, demostrándonos solamente que hay un tormento al danzar como hay un tormento de existir, una rabia de vivir. Danza tatuada de fuego, cuya sed no podía saciarse sino con la muerte". Patrick Bensard, director y fundador de la Cinemateca de la Danza en la Cinemateca Francesa. Carmen Amaya es uno de los mitos del baile flamenco. Fue un genio que revolucionó el baile que se hacía en ese momento. También cantaba, pero sus dotes de bailaora acabaron eclipsando su faceta como cantaora. No aprendió en ninguna academia. No tuvo más maestro que su propio instinto. Su escuela fue la calle, en la que cantaba y bailaba para ganar algo de dinero. De la calle pasó a los teatros y de allí los grandes escenarios de Madrid, en una ascensión meteórica, con un estilo y unas maneras nunca vistos.



Cuando comenzó la Guerra Civil abandonó España y viajó por todo el mundo paseando su arte: Lisboa, Londres, París, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Méjico, Uruguay, Venezuela, Nueva York... se rindieron ante su baile, de forma que cuando en 1947 decidió regresar a España era ya una estrella internacional, status que conservó hasta su muerte.



Carmen Amaya participó también un número considerable de películas, en las que progresivamente fue adquiriendo mayor protagonismo: La hija de Juan Simón (1935), María de la O (1936), junto a Pastora Imperio, Sueños de gloria (1944), Vea a mi abogado (1945) o Los Tarantos (1963).

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://esflamenco.com/bio/es10404.html/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20